Una expresión de gratitud a la vida

En el complejo mundo en el que transcurre la vida humana son crecientes los factores que, cada vez con más fuerza, amenazan su pleno desarrollo, provocando situaciones que en ocasiones ponen a prueba no solo la capacidad individual sino también el verdadero valor de la colectividad para enfrentar y superar las adversas consecuencias de las diversas manifestaciones de los referidos factores, que muchas veces se asocian con traumas, enfermedades graves, eventos catastróficos, pérdidas irreparables y con un conjunto de circunstancias negativas con una amplia variedad de repercusiones físicas, psicológicas, individuales, familiares y sociales.

En ese contexto, en los últimos años se ha introducido con particular énfasis en las ciencias relacionadas con el comportamiento humano, en específico en la psicología y en la educación, el concepto de resiliencia, un término utilizado originalmente en otros ámbitos como la física o la metalurgia, que paulatinamente y no exento de polémicas, se ha comenzado a convertir en una noción de carácter medular a ser considerada en la formación de las nuevas generaciones.

Así, la resiliencia es comprendida como la capacidad que le permite al ser humano asumir de manera flexible situaciones extremas y lograr su superación. Al respecto, tienen lugar incesantes debates de los científicos en torno al concepto, a su comprensión como proceso o como resultado y a las confusiones que con frecuencia se generan en relación con su uso, pero mientras eso ocurre, parece oportuno intentar enfocar la mirada en los ejemplos de personas que, tal vez ajenas a esas discusiones teóricas, aportan, desde sus vivencias, sólidas evidencias que revelan la dimensión de la resiliencia no como algo mágico, cual escudo protector universal, sino como reflejo de la capacidad, a veces inimaginable del ser humano y de su entorno familiar y social, para superar los más rigurosos exámenes de la vida.

POR:  DR. RAFAEL FÉLIX BELL RODRÍGUEZ
Vicerrector Académico Instituto Tecnológico Superior de Formación Profesional, Administrativa y Comercial